24 nov. 2010

Las mentiras de los videojuegos

Toda una vida de gamer da mucha experiencia en el sector de los videojuegos, por eso os voy a dejar una lista de mentiras en los videojuegos de las que me he dado cuenta poco a poco, quiza alguien que no juegue mucho a las videoconsolas no se daria cuenta de todo esto, pero aqui estoy yo para que no os creais todo lo que veis.

-En los barcos no hay entrenadores pokemon.
-Si das un paseo por tu ciudad, nunca entraras en una batalla aleatoria.
-Si te pegan un tiro en el corazon no te resta salud, mueres.
-Por muchas pastillas que comas, nunca podras comer fantasmas.
-Los erizos no usan zapatillas.
-Si pones canicas en una espada, no podras usar magia.
-Los zorros no vuelan.
-Los animales no hablan.
-Los fontaneros no rescatan princesas habitualmente.
-Las tortugas tampoco raptan princesas.
-Poner miles de bloques juntos, no hara que ninguno desaparezca.
-Si le tiras una bola a un animal, no se metera dentro, aunque lo apalices primero.
-Si por alguna de aquellas consigues invocar un espiritu, nunca atacara a tus enemigos.
-Las espadas de 2 metros no se pueden manipular facilmente, y mucho menos hacer florituras con ellas.
-En el caso de que te muerda un zombi, no te curaras automaticamente al comer algo.
-Los asesinos en serie no suelen ser ositos de peluche.
-Por mucha carrerilla que cojas, no saltaras a un tejado que esta a 20 metros de distancia.
-Si en una carrera de coches chocas con los demas coches para tomar las curvas y demas, tu coche acabara hecho polvo.
-Si un monstruo escupe fuego, es imposible que dicho fuego flote por el aire a lo largo de toda una pantalla.
-En un partido de futbol, 45 minutos son 45 minutos, no 10.
-Despues de un megapuñetazo o megapatada que te tire al suelo, es muy dificil que te levantes en 0,1 segundos y des otro golpe del mismo calibre.
-Las paredes no se atraviesan, en la vida real no hay bugs.
-Si le pegas un cabezazo a un ladrillo te romperas la cabeza.
-Las setas no te haran crecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario